29 jun. 2010

Reseña – Love you, Hate you, Miss you (Elizabeth Scott)



Título: Love you, Hate you, Miss  you
Título en español: Te amo, te odio, te extraño
Publicado por: HarperTeen (Mayo 26, 2009).
Lenguaje: Inglés (ésta autora aún no es traducida oficialmente al español).
Sinopsis: (Página oficial de Elizabeth, puedes verlo aquí).


Han sido setenta y cinco días. Amy está enferma de sus padres que de repente se interesan en ella. Y ella está realmente enferma de la gente preguntándole sobre Julia. Julia se ha ido, y Amy no quiere hablar de ello. Nadie conocía a Julia como ella lo hizo. Nadie sabe cómo es la vida sin ella.
Nadie comprende lo que se siente al saber que todo fue por tu culpa.
El psiquiatra de Amy cree que debe llevar un diario, pero Amy empieza a escribir cartas a Julia. Y mientras ella escribe carta tras carta, ella empieza a darse cuenta de que el pasado tiene sus propios secretos, y que el presente merece una oportunidad.


    Mi puntuación: 



    Amy, la chica que tiene más kilometraje que cualquier otra protagonista de libro juvenil (y eso que apenas si llegó a los Sweet Sixteen), y que además (¡Oh sorpresa!), no se siente a gusto consigo misma. Como cualquier adolescente normal, ella tiene problemas con su imagen, con su auto-estima, con sus padres… con la bebida (Vale, esto no es tan normal). Siempre se sintió fuera de lugar en su familia, entre sus amigas, en el colegio, hasta aquel día, en el cual conoció a su mejor amiga… Julia.

    La contraparte de ésta historia, Julia, la mejor amiga, la chica perfecta, especial  y cada vez más lejana… porque sencillamente, Julia está muerta. Y Amy se culpa por esto (Sip, aquí empieza el drama).
    Nunca quise llegar a nada, tenía sexo cuando estaba ebria porque era la forma de estar cerca a alguien, sin realmente estarlo. Sé lo que las personas dicen de esto, la intimidad física y emocional, y todo eso, pero menos de un minuto de músculos de látex dentro de mí, eso no es íntimo. Ni siquiera tocar piel con piel.


    Además de sus problemas con el alcohol, Amy también tiene que vivir con la culpa que siente por la muerte de su mejor amiga, con las acusaciones de la madre de Julia, y con sus padres, que de repente, quieren postularse a padres del año (después de que simplemente se habían dedicado a ignorar a la pobre chica e inmiscuirse en su propia burbuja pastelosa de love forever).


    Amy tiene que vivir un momento de transición, haciéndose a la idea de que su mejor amiga se ha ido, y de que ella tiene que aprender a tomar sus propias decisiones y saber qué hacer con su vida: seguir por el mismo camino, o verdaderamente poner sus esperanzas en ser una chica mejor.

    Las cosas en el colegio para ella tampoco se ponen fáciles, y en casa nada es sencillo de nuevo. Página tras página, Amy tiene que aprender a vivir con la idea de cómo es su vida, en aceptarse y saber que ella es un ser humano y como tal puede cometer errores, equivocarse, y ser feliz (incluso aunque piense lo peor de sí misma).

    Después de algunos sucesos importantes en su día o simplemente porque quiere, Amy se sienta frente al diario y escribe una carta para Julia, esa es su forma de duelo, su forma de tomar consciencia de la realidad y darse cuenta que no fue ella quien murió.

    Si esperas un drama/novelón de esos que te hacen pensar que jamás leerías algo así, no te equivoques. Ésta novela juvenil sí tiene drama, pero nada extremo o realmente aburrido… simplemente es real y verdadero. Es el duelo de una chica que necesita de alguien o de algo que la ayude a darse cuenta de que su vida y la vida de todos, es simplemente una suma de decisiones, acertadas o equivocadas.

    Si esperas encontrar un libro lleno de amor, éste tampoco es para ti. Porque simplemente no hay nada de eso por aquí (al menos, no de forma directa). ¿Hay un chico? Sip, hay uno, y su nombre es Patrick, un chico medio raro, medio tonto y muuuy parecido a Amy… Un complemento perfecto para que ella aprenda a juzgar la manera en la que actúa alguien más (y ella misma) frente a una situación difícil.
    Toqué mi boca con la suya, porque no había hecho lo que yo esperaba, no trató de consolarme. Toqué mi boca con la suya, porque no dijo que sentía pena por mí, por mi pérdida o por lo que había dicho.Toqué mi boca con la suya, porque entendía todo. Toqué mi boca con la suya, porque quería. Lo besé y esta vez, no iba a huir.

    Los personajes secundarios están bien planteados, la psiquiatra (Laurie), tiene una gran influencia en Amy (aunque lo dudes un poco y pienses que ella solo está de relleno… Al menos, eso fue lo que creí yo)… Y principalmente Patrick, con sus pequeñas y raras apariciones provocará un cambio interesante en la vida de Amy. Y como ya lo he dicho, jamás olvides a los padres… porque ellos siempre estarán allí para marcar de una manera importante la vida de una adolescente, y en especial, de una descarriada y descuidada por el amor parental como lo es Amy.

    Aquí va mi Pero…

    Nunca han sentido cómo todo va casi perfecto, y sientes que el libro es genial, que la escritora ha escrito puesto algunas cosas que no te gustan o te hacen sudar de ira (pero es bueno para la intriga)… que todo va a ser genial al final… pero de repente, ¿ella lo jode completamente?

    Pues algo así me pasó con este libro.

    La verdad no soy de finales pastelosos y de todo es perfecto forever (y menos cuando se tiene 16)... Soy de finales concisos, que te puedan hacer pensar que todo está bien, pero que no es una perfecta película de Disney. Pues bueno, al final de éste libro solo sentí que le faltó más… Que después de las páginas que leí, en las cuales sentí verdaderamente por lo que estaba pasando Amy, cuando aprendí a querer la novela con todos sus personajes… Faltó algo más que le diera ese sentido de saciedad y que te deje con una sonrisa en los labios y plenitud en tu cabeza. Algo que diera la estocada final y le mereciera esos cinco marcianitos que hoy no obtuvo.


    Es un libro relatado en primera persona, fácil de leer y con el drama suficiente que soportar (al menos para mí). Es sencillo y te enseña cosas simples: cómo todo puede cambiar y cómo sobrellevar una pena no es tan sencillo como todos lo creen.



    0 casualidades:

    Publicar un comentario

    Lo mostrado aquí es mi opinión, así que sé respetuos@ al expresar la tuya y estaré encantada de leerla ;)

    Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

    Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...